De origen  confuso, nació como un mercado ambulante situado en la Rambla de Barcelona, lo conocí hace poco más de dos años en mi primer viaje a Barcelona en compañía del gran chef Isidre Gironés, del Ca L’Isidre Barcelona, oportunidad en que me acompañaba, Ana María Rodíguez mi co-anfitriona; Presidente de Marcom Comunicaciones, experta en comunicaciones eno-gastronómicas en Venezuela.

 
El pasado año 2011 volví a impregnarme de su energía, en un viaje relámpago que hice para visitar cinco restaurantes Catalanes, hoy profundizando un poco más en su historia y les ofrezco un reportaje gráfico, como fiel testimonio de  múltiples anécdotas.
 
A la Boquería todo el mundo asiste en Barcelona, desde turistas y habitúes para ver, oler, comer y comprar a lo grande. En éste mercado municipal nos dan siempre la bienvenida, los mejores productos para preparar platillos gourmet, o para comer los platos regionales más extraordinarios de Cataluña. Los grandes chefs españoles se dan cita en La Boquería y en sus instalaciones, existen varios bares para degustar. Recomiendo en la mañana muy temprano, iniciar nuestro recorrido en La Boquería, en un pequeño local en el que han convivido más de cuatro generaciones de la familia Bayen Pérez. Eso sí hay que esperar su turno, pues cientos de turistas internacionales que asisten al mercado, lo buscan…el Bar de Pinotxo (‘Pinocho’ como el personaje de Walt Disney, en catalán).
 
Allí conocí al extraordinario “Juanito” Juan Bayen, su barra se considera desde hace mucho tiempo como uno de los referentes del tapeo barcelonés, no sólo por la inmejorable calidad de sus platillos, sino por la presencia de vez en cuando de chefs de la talla de Ferrán Adriá , de Juan Mari Arzak,  Isidre Gironés, el finado Santi Santamaría, quien tuve el placer de entrevistar antes de su partida, hace dos años, entre otros.
 
Juanito me comentó que tiene más de 70 años de edad y trabajando en La Boquería, toda la vida…”Desde que era un niño pequeño, trabajo aquí, ya que mi madre me colocó así lo decidió. Cuando salió la película de Pinocho de Walt Disney  a mí, en aquel tiempo me regalaron un perrito muy majo y se me ocurrió decir, ‘le voy a poner Pinocho’ y aquella mascota  tan maja  se llamó así y fue  promocionando el lugar con su carisma, de ahí que sigamos  conservando ese nombre hasta el día de hoy”, recuerda con cariño Juanito. “Algo debo tener, dicen que los platillos que hacemos, y creo que sí, vienen por eso; tenemos unos chipirones salteados con judías de Santa Pau, también  garbanzos con morcilla, que son sensacionales, los callos a la capipota y la cola de toro”.”Hay mucha variedad de pescado y marisco, igual vendemos langostas que gamba o mejillones, tenemos de todo. Y ya te digo, los platos estrella son chipirones con judías, los garbanzos con morcilla, los callos. 
 
 
Juanito es todo un personaje, ha sido considerado portada en un centenar de revistas gastronómicas de todo el mundo. Un hombre trabajador, comprometido, ameno, divertido y genial. Se levanta a las 4:30 de la mañana para ir a trabajar y cuando sale a las 5 de la tarde se va a correr, a la fecha, ha corrido una gran cantidad de maratones. 
 
Aquí les dejo con otras gráficas…
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Anuncios