En el II Festival Internacional de Gastronomía, se llevó a cabo un concurso basado en catas a ciega, de una selección de vinos. El mismo fue dirigido a un gran grupo de jóvenes, no conocedores, Ettore Perín reconocido Enólogo, tomó la batuta en ésta actividad.
Por: Julio César Alcubilla B.-
Mail: julio.c.alcubilla@gmail.com

La selección de los participantes se llevó a cabo, luego de registrarse en las redes sociales del festival. El requisito básico es que deberían de tener entre 25 y 35 años, asistieron a la cita 15 mujeres de 22 participantes. Ningún participante era vinculado a distribuidora de licores o a representaciones en Venezuela de Vinos o Destilados. La cata se llevó a cabo con vinos cuyo valor en el mercado, no excedía los 100 Bs. El objetivo de ésta actividad, según señaló Ettore Perín, era que los jóvenes se acerquen con consciencia al mundo del vino, que aprendan a ejercitar sus sentidos y que sean capaces de reconocer características básicas para un disfrute responsable de la bebida.  Fueron catados vinos blancos, rosados y tintos de Argentina, Chile, España, Italia y Portugal.

Argentina fue el país ganador a juicio de los jóvenes, pues de ésta región, fueron elegidos en primer lugar  un Torrontés  2011 y un Syrah Reserva; ambos distribuidos en Venezuela por Corporación Askar. Curiosamente  éste Torrontés acaba de llegar al país,  el mismo garantiza un expresión en boca vibrante, muy distinta en ésta cepa. Se produce en la Rioja Argentina, por su parte el Sirah, es un vino con paso de 8 años en barricas de roble francés y americano, lo cual hace que sea percibido con cierta robustez y carácter. 

Acerca del Torrontés Argentino
En Argentina, la cepa del Torrontés es prácticamente un híbrido, adaptado al terroir. Considerada hoy por hoy, la segunda cepa de Argentina y la uva blanca más importante de éste país, se produce en tres variedades. El Torrontés Riojano, el San Juanino y el Mendocino, destacan las tres variedades por ser de vallas grandes, con características terpénicas, o provistas de ciertos alcoholes que se encuentran en pequeñas proporciones en la uva, los cuáles son los responsables en gran parte de los aromas primarios del vino. 

Las primeras plantaciones del Torrontés Riojano se remontan al siglo XVI, en la actualidad los viñedos y parrajes riojanos del torrontés, cubren más del 40%. En general se caracteriza el torrontés riojano por sus importantes valores aromáticos; considerado como una variedad vigorosa, productiva y de maduración temprana, su racimo suele ser grande suelto, cónico alargado con bayas, doradas, medianas y perfumadas. El aroma a los moscateles, siendo típica del cepaje la nota de flor de azahar (flor de naranjo). Estudios realizados sobre su composición aromática muestran al linalol (descripto como flor de naranjo), al ho-trienol (como flor de Jacinto) y al geranio (rosa),  como los principales responsables del aroma, cuya presencia en el vino supera los umbrales de percepción olfativa, expresados en unidades aromáticas. Las nuevas tendencias enológicas lo elaboran con un mínimo contacto con los hollejos para suavizar el aroma, pero ello redunda generalmente en una falta de tipicidad. 

Acerca del Syrah Argentino
Muchos enólogos e historiadores, coinciden que ésta cepa proviene, de la región persa de Shiraz y que tiene una antigüedad de 3000 años. Se caracteriza por ser un varietal de profundos taninos, característica que le permite ser candidato a la guarda prolongada en madera. Es un vino de fuerte y especiado aroma, que nos recuerda las especies del clavo de olor, las confituras, la torta negra, la canela, la pimienta, la frambuesa en confitura, higos y tal vez el chocolate amargo. 
Su historia, reconoce que en  la mitad del siglo XIX  entró en Australia país emblema a nivel internacional por los vinos de Syrah.De acuerdo a los especialistas,  en la década de los 80 se produjo el gran despegue de esta uva tinta  y su expansión a  todos los países del mundo. Su producción en Argentina, según cifras del Instituto Nacional de Vitinicultura en Argentinan,  publican datos, que para 2008 en el país se registraron  12.967 ha  de vid con variedad Syrah, representando el 5,73% de la superficie total. Es la variedad que más ha crecido en superficie alcanzando este aumento  en el 2008 de 63,82% con relación a la superficie del año 2000 en que se realizó la Actualización Registro de Viñedos. El 91,57% de las hectáreas plantadas con esta variedad se localiza en Mendoza y San Juan. También  hay 1.092,6576 ha distribuidas en el resto de las provincias de Argentina principalmente en Catamarca en el departamento  Tinogasta y Santa María, en  La Rioja en Chilecito  y  en Río Negro en General Roca.

En el año 2008 los vinos  varietales de Syrah ocuparon el 4to lugar en volumen exportado por Argentina  y representaron el 6,16% del total de los varietales. Con  106.500 hl se produjo una baja del 3,28% en los volúmenes comparados con el año 2007 y una suba del 78,84% con relación al año 2004. Los principales compradores vinos fraccionados fueron Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, Países Bajos, Brasil y Dinamarca, entre otros. Los envíos a granel tuvieron como principales destinos  Canadá, Suecia, Alemania, China, Australia y Estados Unidos.
Anuncios