Imagen

Y ya comienzan a abrir los motores en el  Festival Gourmet Internacional, los fogones del restaurante ALTO, darán la bienvenida, para recibir a dos grandes valores de la cocina chilena,  Los comensales gozarán del gran privilegio  de probar una cocina endémica y sabores “del fin del mundo”.

El jueves 12 de julio, Matías Palomo, chef del reputado restaurante Sukalde, http://www.sukalde.cl/ . Para 1978, Matías Palomo no pudo ocultar que el suyo es el de la cultura del maíz, donde reinan la tortilla, los tamales, las corundas michoacanas, el pozole, el guacamole, el huitlacoche, los distintos moles de recetas centenarias, los tamales, los mixiotes varios, de conejo, borrego o pollo, Las pencas de nopal tierno con su queso oaxaqueño fundido, los tacos al pastor, las alegrías. Las infinitas formas del pan en toda la republica donde banderas, bolillos, pambazos, chilindrinas y conchas, hacen marco al delicioso Pan de Muerto. El ate de guayaba, tejocote o membrillo y el agua de jamaica, tamarindo y horchata, la cajeta envinada y uno que otro antojito de itacate – si se ofrecepara el camino. Porque Matías ha sabido ser un trashumante de sabores.

Sin embargo, llega a Venezuela para proponer  un menú de 6 tiempos que dará testimonio de una propuesta creativa y atrevida con la que reivindica ingredientes y fórmulas inexploradas.

Imagen

El sábado 14 de Julio, por su parte, será el turno de  Rodolfo Guzmán, chef de Boragó, entre los mejores 60 del mundo según la lista WBP Stars, refrendado por la crítica como uno de los más destacados del continente. Seis tiempos darán muestra comestible de su “cocina endémica”, invitando a darle un mordisco a Chile en presente.

“Me integré al mundo de la gastronomía por casualidad, no es que lo haya planificado. Todo partió por un accidente que me hizo dejar el ski acuático, deporte en el que era profesional, por lo que tuve que volver por obligación a Chile. A mi llegada, decidí estudiar cocina – actividad me gustó desde siempre y en la que me di cuenta que me iba muy bien durante mis estudios. Ya finalizando, tuve la suerte de que mis profesores me incentivaron y partí a Europa.En el Viejo Continente trabajé en restaurantes de muy alto nivel, como Mugaritz en el País Vasco, y Balzac y Azul Profundo – ambos en Madrid. Así, no me di ni cuenta y me empecé a meter en este mundo y a enamorarme de esta forma de hacer las cosas. Nuevamente de vuelta en Chile, comencé a estudiar otras áreas como salud, estructura de alimentos y bioquímica, entonces conocí a muchas personas, tanto así que trabajé un tiempo en la Universidad Católica. Esta inquietud por el área de salud, se dio porque en cocina habían muchas cosas que no entendía, por lo que decidí interiorizarme para conocer cómo a través de la alimentación se puede influir en la salud y en los estados anímicos de las personas. Posteriormente, abrí Boragó.  Mi idea fue hacer una gastronomía que fuera única en el mundo, quería marcar un camino propio de algo que no existiera en ningún lugar, por lo que si alguien quiere probar esta cocina de entorno – tiene que viajar a directamente hasta Boragó”.

El término cocina de entorno viene del origen de los productos con que trabajo, que son netamente chilenos, o sea productos que existen solamente en este rincón del planeta y en ningún otro lugar del mundo; con esto construimos una cocina salvaje y rustica, tal como lo hacían los Mapuches – con palos y piedras – pero con vanguardia.

Imagen

El menú de degustación para cada cena tendrá un costo de Mil BF más IVA. Incluye vino, cortesía de Tamayo.

Contactos: 0424-2828792. 0212-284.3655

PIN: 2687504C

@RestaurantAlto

Anuncios